Sinopsis

Esta historia teatrada explica un viaje esperpéntico y despliega una particular panoplia del hombre: un círculo, un ventrílocuo, una danza de las sombras de la conciencia, un ciego, canciones tradicionales revisitadas, una cuerda de ahorcado, el movimiento del tiempo, la aparición de la palabra… A fin de cuentas, la vieja historia de la Caída del hombre. Hijos del harapo – Retablo de una caída , siguiendo una perspectiva caleidoscópica y a través de un montaje dinámico de acciones bien precisas, narra los escalones de aquella epopeya del hombre que ha perdido la inocencia. 

La historia se explica por medio de unos personajes que tienen algo de prototípico, sin recorrido psicológico ni subjetividad, y que configuran una pieza que se puede leer como una secuencia de cuadros. Algunas de sus imágenes aparecen hieráticas, otras con una sencilla monstruosidad. Agregando a todo esto los temas que se evocan en ella… ¿podríamos decir que nos encontramos frente a una pieza de resonancias medievales?

Las escenas, a medida que aparecen, plantean preguntas¿Quién soy “yo”? ¿Esta panoplia donde me encuentro… es real? Todas estas penurias, ¿valen la pena? ¿Qué pasa, después de muertos? A pesar de no recibir respuesta, la pieza busca la manera de dar diferentes sugerencias poéticas a estas preguntas.